Mercado inmobiliario 2024

Mercado inmobiliario 2024: perspectiva inmobiliaria para este nuevo año

En los últimos días del año 2023, los expertos inmobiliarios hemos mirado hacia el futuro, anticipando las dinámicas y desafíos que marcarán el sector residencial en este nuevo año. En el corazón de estas proyecciones, una constante: la presencia de tensiones en los precios de la vivienda, con opiniones divididas sobre la magnitud de los cambios que podían ocurrir. En este blog queremos hacer un repaso de lo que se espera del mercado inmobiliario 2024.

Según las observaciones de BBVA Research, el año 2024 podría presenciar una revitalización del sector inmobiliario, marcada por incrementos moderados en la demanda, la oferta y los precios. Este resurgimiento se vislumbra después de un año de ajustes y en el contexto de una recuperación económica, aunque se advierte que la oferta seguirá reducida.

Las cifras previas de los expertos sugieren un crecimiento del 2,5 % en el precio de la vivienda, alrededor de 5 % en las ventas y aproximadamente un 6 % en los visados. Estos datos, sin embargo, se presentan con la advertencia de riesgos clave que podrían influir en el rumbo del mercado, como el endurecimiento de las condiciones de financiación, la escasez de mano de obra cualificada y suelo urbanizable, y la persistente incertidumbre política y económica.

Por otro lado, Lorena Zenklussen, CEO de Comprarcasa, aporta una perspectiva valiosa sobre la resistencia del mercado. Destaca que los precios demuestran una notable capacidad de mantenerse firmes, especialmente en grandes ciudades, zonas costeras e islas. El Índice del Precio de Vivienda (IPV) del INE respalda esta observación, con un incremento del 4,5 % interanual en el tercer trimestre y un 2,5 % respecto a la primavera.

Los precios, protagonistas en el mercado inmobiliario 2024

La brecha entre el precio de salida y de cierre, que se sitúa entre un 10-20 %, subraya la brecha de expectativas entre vendedores y compradores. Según Zenklussen, esta distancia debe superarse para garantizar el éxito de cada operación, pero el mercado demuestra su fortaleza, salvo ligeras bajadas de precios en zonas menos tensionadas.

Al abordar la evolución de los precios, Zenklussen destaca la importancia de comprender las dinámicas entre oferta y demanda en el mercado inmobiliario. En este sentido, señala que la demanda parece haberse ralentizado en comparación con trimestres anteriores, y las previsiones para los primeros meses de 2024 indican un posible aumento en la brecha entre la oferta y la demanda de vivienda.

La CEO de Comprarcasa destaca que la cifra de constitución de nuevas hipotecas es un indicador crucial del estado de la demanda, y el incremento de operaciones con fondos propios por parte de los compradores también es un factor que se debe tener en cuenta. En este contexto, Zenklussen enfatiza la capacidad del mercado para enfrentarse a factores socioeconómicos, señalando que cualquier cambio en estas variables pueden afectar los precios, la oferta y la demanda.

Sin embargo, destaca que el mercado inmobiliario se mantiene fuerte ante estos desafíos externos, y aún estamos experimentando niveles de compraventas superiores a los años prepandémicos. Este hecho resalta la resiliencia del sector y la adaptabilidad de los actores involucrados.

El futuro de la obra nueva en el mercado inmobiliario

En cuanto a la obra nueva BBVA señala que la oferta continuará limitada debido a diversos factores. La escasez de suelo finalista, la inseguridad jurídica y la lentitud en las tramitaciones de licencias son solo algunos de los obstáculos que enfrenta la construcción de nuevas viviendas. Además, la falta de mano de obra cualificada en ciertas fases, el encarecimiento y la escasez de algunos materiales de construcción contribuyen a mantener la oferta bajo control.

La perspectiva de Lorena Zenklussen sobre la obra nueva es esclarecedora. Y es que destaca que es fundamental observar el comportamiento de los precios en este segmento, que ha experimentado su mayor alza en los últimos 16 años, según datos del INE. Además, menciona aspectos específicos como el segmento del lujo en determinantes plazas o capitales y la inversión de compradores residentes, subrayando que estos factores están condicionando por eventos como la evolución de la Ley de Vivienda, la inflación, los tipos de interés de la Unión Europea y otros elementos que mantienen en vilo al mercado.

Desde Comprarcasa, se anticipa un aumento en la diferencia entre los núcleos urbanos grandes y los más pequeños o alejados de las grandes ciudades. Madrid, Barcelona, Baleares o Canarias podrían seguir destacando en cuanto a incremento de precios, marcados por factores como la demanda asociada al segmento premium, la obra nueva de alto standing, compradores extranjeros y una oferta acotada.

Así pues, el año 2024 se presenta como un período donde la resistencia del mercado inmobiliario se enfrentará a desafíos significativos. Sin embargo, también se abrirán oportunidades en diferentes segmentos y ubicaciones, dejando a compradores e inversores atentos a las tendencias que marcarán el rumbo del sector.

La capacidad del mercado para adaptarse a las cambiantes circunstancias y su firmeza ante los desafíos actuales ofrecen una base sólida para enfrentar el próximo año con optimismo y cautela.

En ESCOGE, como inmobiliaria de referencia en Barcelona, seguiremos aportando datos e informando sobre la situación del mercado inmobiliario 2024. Y si, como vendedor, comprador o inversor, necesitas más información sobre nuestros servicios, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros!